Conoce a Éric Ripert, el chef de la alta cocina de mar

Éric Ripert es uno de los nombres que más han resonado en el mundo culinario en los últimos años, ha logrado los primeros lugares en las listas especializadas sobre alta cocina e incluso lo han llegado a catalogar como ‘El nuevo August Escoffier’.

Este chef de origen francés se inicio en la cocina de su abuela, quien le enseño lo básico, años después vivió en Andorra pero comienza sus estudios formales de cocina en la Escuela Culinaria de Perpignan.

Su crecimiento profesional ha estado de la mano de las mejores cocinas del mundo, es reconocido por su exquisita forma de combinar los sabores y presentar los platillos como un toque los hace únicos.

A sus tempranos 17 años trabajo en la prestigiosa cocina de La Tour d’Argent, que para la época cumplía 400 años de existencia. La siguiente cocina que vio crecer a Ripert fue Jamin, donde trabajo bajo el mando de Joël Robuchön quien pronto noto el talento del joven.

En Estados Unidos trabajo en el Watergate Hotel’s, en el restaurante de Jean Louis Palladin, años más tarde se convirtió en el Chef de Le Bernardin’s, cocina que le abrió las puertas del reconocimiento, el éxito comenzó con los excelentes comentarios publicados en la sección culinaria de New York Times, para luego hacerse acreedor de 3 estrellas Michelin, reconocimiento que elevaba su cocina a una de primera calidad digna de ser visitada desde cualquier parte del mundo.

Ha mantenido sus estrellas a lo largo de 10 años de carrera culinaria. El Le Bernardin es conocido como un restaurante de referencia en platos del mar. En el 2007 Ripert se abre paso con su primer restaurante Westend Bistro en el Ritz-Carlton en Washington, D.C.

Sus platos son una combinación de los conocimientos adquiridos en Japón, Corea, Italia, España y EE.UU, se destaca por la forma de seleccionar pescados de alta calidad combinados de forma delicada pero impactante.

Uno de los grandes secretos de este cocinero es la forma en la trata sus insumos, para él la proteína animal no es solo un ingrediente, es un elemento precioso que se debe ser tratado con respeto, usando todas sus habilidades para transformarlo. Además tiene como política nunca utilizar especies que se encuentren en peligro de extinción.

Ripert tiene mucho camino por recorrer, se mantiene alejado de las carnes pero fiel a la comida de mar, creando platos y experimentando técnicas que lo mantengan en el pedestal.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*