Medidas: La regla de oro en la repostería

En la cocina, la creatividad es esencial, pero en ciertas áreas hay que seguir los patrones básicos para que nuestras recetas tengan éxito. Una de ésas áreas es la repostería, dónde debemos ser precisos a la hora de cocinar.

No hay ser matemáticos para preparar los más ricos dulces, pero sí hay que ser muy cuidadosos a la hora de medir cada uno de los ingredientes que vamos incorporando a nuestras preparaciones.

Pues a diferencia de los platillos salados, dónde podemos experimentar y cocinar siguiendo nuestro instinto, en la repostería debemos sacar nuestra calculadora y medir cuidadosamente cada ingrediente, pues la medida correcta puede ser la diferencia entre un bizcocho esponjoso y uno pesado y mal horneado.

A la hora de medir, hay que tener varias cosas en consideración, como la naturaleza del ingrediente (si es seco o líquido), porque no es lo mismo una taza de harina, que una taza de azúcar o de leche.

De igual manera, debemos tener en cuenta la unidad de medida que utilizaremos, debido a que nuestra receta puede indicarnos la medida en unidades de volumen como tazas, mililitros y cucharadas o en unidades de peso como gramos.

Cuando medimos podemos ayudarnos de varias herramientas para alcanzar un punto óptimo de precisión. Seguramente en tu cocina tienes a la mano algunas tazas medidoras o un peso, los cuales te serán muy útiles en esta tarea.

A continuación te damos algunas herramientas para medir tus ingredientes con éxito:

Tazas Medidoras: Son comúnmente utilizadas en la repostería para medir ingredientes secos cuyas medidas estén señaladas en unidades de volumen. Estas tazas vienen en diferentes tamaños: 1 taza, 1/2, 1/3 y ¼. Por lo que la taza que empleamos para el café no nos servirá.

Cucharadas y cucharaditas: La cucharada es una medida estándar, y al igual que las tazas, debemos tener a la mano un set de cucharas medidoras, pues la cucharadita de la cocina no tendrá la medida adecuada. Al seguir alguna receta, debemos tener cuidado para no confundir una cucharada con una cucharadita, son medidas distintas como descubrirán el observar el set medidor.

Peso: Si los ingredientes de la receta vienen indicados en gramos, el peso es la herramienta adecuada para medirlos. Podemos utilizar una balanza o peso analógico o digital para la tarea, pero debemos ser cuidadosos de que las cantidades medidas sean las correctas.

A diferencia de las tazas, el peso nos permite ser muchísimo más precisos con las medidas, pues 100 gramos siempre serán 100 gramos.

Ahora ya conoces alguna de las herramientas que son imprescindibles a si quieres incursionar en la repostería, medir puede ser algo complicado al inicio, pero una vez que comprendas y te familiarices con el preciso mundo de la repostería, todo será más sencillo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*